Lo contrario al amor es la amistad.

Tw: Violación, asesinato, desaparición, amatonormatividad, homofobia.

 

Amistad. Odio esa palabra, la odio desde que tengo uso de razón.

Es ese territorio inhóspito donde sabes que cualquier cosa te puede pasar.

Sí, el amor romántico es ese club, esa sala con sus estrictas reglas; la amistad es ese erial donde se monta una rave improvisada, una barra libre donde todo el mundo se empuja en el pogo y todo vale.

Salgamos poco, mucho o nada, sabemos que el club necesita de la rave, y la rave del club. En el Club de Las Relaciones Amorosas (sean mono o poli) sólo puede entrar la gente rica en recursos emocionales que se verá con la cartera vacía en la primera ronda, metidx en problemas donde lxs seguratas toman partido (ya que TÚ has pagado TU entrada), donde si te violan y denuncias has de esperar temblando el veredicto del club. Donde si eres pobre en recursos emocionales (neurodivergente) y decides entra te das cuenta de que has hecho la peor inversión de tu vida.

A la Rave de la Amistad, en cambio, va siempre la gente pobre, esa gente que no iba vestida como exigía el puertas, esa gente que la liaba dentro del club, esa gente que no pudo entrar debido al sacrosanto derecho de admisión. Y así improvisan una fiesta con pocos recursos, apañan unos bafles de segunda mano mezclando cables, compran el alcohol en lotes en el mercadona, y poco más. A la Rave de la Amistad va esa gente que « se conforma con poco » como bien diría un neoliberal con recochineo. Pero donde si te pasa algo no puedes tan siquiera denunciar, ni acudir a nadie. Donde nadie va a estar dispuerte a solucionar un conflicto.

Lo contrario al amor no es el odio, lo contrario al amor es la amistad. La propiedad privada, como es el Club del Amor, necesita un  no lieu, un sitio sin reglas, una alternativa para meter a toda la escoria a la cual no dejan entrar.

Como bien analizaba Monique Wittig en La Pensée Straight, todo se rige por un binarismo: Bueno-Malo, Derecha-Izquierda, Luz-Oscuridad, Recto-Curvo, Hombre-Mujer…

Platón elaboró las nociones de Lo Uno y de Lo Mismo (como si fueran Dios y el Bien) y la noción del Otro (lo que no es lo mismo que Dios, el no-Ser, el mal). La dialéctica opera de este modo, por una serie de oposiciones que tienen esencialmente una connotación metafísica: Ser, o No-Ser

Monique Wittig, El pensamiento heterosexual.

Wittig no habla en ningún momento del amor en esta dialéctica. En cambio, la amatonormatividad también tiene su binarismo, siendo el Amor el Uno y la Amistad Lo Otro, esto es, el 1 y el 0, el Amor queda por encima siempre. Pero para quedar por encima, necesita que haya algo debajo, y ahí es donde opera la Amistad.

postal-amor

Amor en negrita y en mayúsculas. Amistad en cursiva y en letra más pequeña…

La Amistad es el no-Ser, aquello que no es amor. Lo sombrío. Y todo lo que es no-Ser, evidentemente no importa en la sociedad. No tiene reglas, no es « lo recto ».

En el amor te expones, pero en la amistad también, puesto que es un no-lugar. Donde las cosas no se hablan porque no existen. Donde, si eres une amigx, pasas a ser un No-Ser y pasas a ser por tanto prescindible: Lxs amigxs pasan su tiempo contigo hasta que encuentran al Ser.

Por eso, cuando las parejas del mismo género se presentan a sus padres reaccionarios, deciden presentarse como « amigxs », para afirmar ante la autoridad paterna que No-Son.

Por eso, en una amistad nadie está legitimadx a pedirle más disponibilidad o cuidados a le otre porque « sólo es amistad ». Puedes traicionar puesto que « sólo es amistad ». Por eso, no existen los celos porque « sólo es amistad ». Podéis follar y después hacer como si nada porque « sólo es amistad ». Puedes saltarte el consentimiento puesto que « sólo es amistad ». Puedes insistir puesto que « sólo es amistad ». Puedes ser manipuladx puesto que « sólo es amistad ». Puedes dejarte tratar como a una mierda puesto que « sólo es amistad ». Puedes encontrar el Amor y alejarte sin mediar palabra con tus Amistades puesto que… Bueno, es lo que hacen lxs amigxs a veces, ¿no?

A mí me violaron en nombre de la amistad. Me llamaron basura en nombre de la amistad. Me amenazaron con matarme en nombre de la amistad. Se aprovecharon de mi familia en nombre de la amistad. Me acosaron telefónicamente en nombre de la amistad. También en nombre del Amor, pero esos malos tratos sí que cuentan (jurídica y psicoterapéuticamente hablando) mientras que los que me hizo un Amigo no… ¿No es acaso injusto?

Por eso, en el caso de Marta del Castillo intentaron hacer todo lo posible para demostrar que la asesinada y Miguel Carcaño habían tenido una relación de Amor, porque era un caso de importante que merecía difusión mediática y que por tanto, tenía que Ser. Un hombre matando a una mujer con un mero enlace de Amistad no es importante para la prensa.

El Amor mata. La amistad también... ¿Cuántos feminicidios, cuánta transfobia, cuánta homofobia, cuánta violencia estructural habrá matado en el mundo envuelta bajo el manto de las rencillas entre amigxs? ¿Por qué sólo contamos los feminicidios de los marcos de pareja bajo la palabra de feminicidio íntimo? Fácil, porque la única intimidad proviene del Amor, el resto no existe.

Odio el amor. Y por ende, odio la Amistad. Me triggerean tanto la una como la otra. Odio la amatonormatividad, puesto que nos afecta a todxs, y rige nuestras vidas al milímetro. Odio su binarismo, como odio cualquier binarismo. Muches queremos salir de ahí.

Es por eso que muches hemos accedido al término de queer-platonic, aunque bien es cierto que es paradójico que le dediquemos un término anti-binarista al señor que creó el binarismo de nuestros días. Por eso, hay quienes preferimos traducir este término como relaciones de cuidados.

tumblr_ncenbts76l1ruoslbo1_1280

Una buena alternativa para muchas relaciones de cuidados es plasmarlo por escrito. Este es un ejemplo, sacado del Tumblr QPAdvice.

Las relaciones de cuidados, pueden ser arrománticas o no, asexuales o no, correspondidas o con sentimientos cruzados. Eso no es lo importante. Lo que le diferencia de la amistad es que primero, surge como concepto alternativo al binarismo Amor-Amistad para así desjerarquizar las relaciones emocionales; para le individue, una relación de cuidados estaría en el mismo plano que una relación amorosa al uso. Se hacen planes y proyectos juntxs, esto es, se cuida la relación a corto, medio y largo plazo, de ahí el nombre. La segunda diferencia es que, a diferencia de la amistad, hay voluntad al respeto del consentimiento, a la comunicación y la gestión emocional: Se pone todo sobre la mesa, las necesidades de cada cual, sus sentimientos, cómo hacer frente a una posible (in)compatibilidad, se desgranan todas y cada una de las interacciones etc.

Las relaciones de cuidados o queerplatonic, esas relaciones que muches ya teníamos pero que al fin tienen un nombre.  A les individues partícipes de una relación tal, se les suele llamar zucchinis (calabacines); lo que empezó como una palabra random en internet se terminó convirtiendo en uno de los términos más acuñados.

Por eso, no soy amigx de nadie. Puedo ser colega, compañere, camarada. Y, sobre todo, puedo ser un calabacín que desafíe la amatonormatividad.

¡Abajo el Amor!

¡Abajo la Amistad!

¡Vivan los calabacines! 

 

Publicités

Publié le 19 juillet 2016, dans Non classé. Bookmarquez ce permalien. Poster un commentaire.

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

%d blogueurs aiment cette page :